« Volver

Telégrafo menorquín (Baleares)

Periódicos anteriores a 1850
Gómez Ímaz (1910) señala de este periódico que, por sus artículos comunicados, parece sostener “ ideas antirreformistas”, mientras Bover de Roselló (1862) había indicado ser de carácter “político moderado”. Sin embargo, su ideología era liberal avanzada, y se ha dicho que hasta anticlerical y republicana. Se sabe que su fundador y director fue Juan Pola de Medina, que aparece como editor de este periódico al ser el primer firmante del escrito, de diez de mayo de 1813, rubricado por más de un centenar y medio de “ciudadanos” mahoneses, dirigido a las Cortes Generales y extraordinarias, reunidas en Cádiz, exposición en la que, como representantes de la ciudad de Mahón, agradecen a dichas Cortes “haber regenerado la nación, asegurado su independencia, proclamado la libertad del ciudadano, encadenado el despotismo, destruido el tenebroso tribunal de la Inquisición, y restablecido, sobre las ruinas del fanatismo, la religión santa y pura de nuestros mayores” (Diario de las discusiones de las Cortes. T. XIX, 1813). Así mismo, sería atacado y el Semanario cristiano-político de Mallorca (1812-1814) polemizará con sus escritos (véase el número de 18 de octubre de 1813 de este periódico), a la vez que por razones también políticas tuvo que cambiar de imprenta. Fue estampado en la Imprenta de Pedro Antonio Serra, y por la propia Imprenta del Telégrafo, a cargo de J. Arribas (desde el número 183, de 5 de diciembre de 1813) y, posteriormente, de Francisco Lanzón (desde el número 206, en mayo de 2014), aunque el mismo Bover señala que, entre 1812 y 1814, existió en Mahón una Imprenta de Pola, que muy bien pudiera tratarse de esta. Baleares permaneció al margen de la invasión napoleónica (1808-1814), siendo utilizado el puerto de Mahón como base de las escuadras inglesa y española, periodo este en el que comienzan a publicarse en esta isla sus primeros periódicos: Semanario de la Isla de Menorca (1811) y seguidamente Diario de Menorca (1812-1814), que probablemente editó algún número con el título de Diario de Mahón (1812). La prensa liberal estuvo representada por El Imparcial de Mahón (1813), El Aristarco (1813-1814) y por este Telégrafo menorquín (1813-1814), los tres salidos, precisamente, de las prensas de Pedro Antonio Serra, que sufriría encarcelamiento tras el regreso de Fernando VII. Se da como fecha de aparición del Telégrafo… el 19 de febrero de 1813, aunque en la Biblioteca Lluis Alemany de Palma de Mallorca el número 1 de la colección corresponde al día 20. Comenzó siendo diario, y ya en el mes de diciembre aparecía semanalmente, cada domingo. En un formato en 4º, sus entregas fueron de cuatro páginas, y posteriormente de doce, compuestas a una columna. Editó también algún suplemento. Ofrece noticias de España y extranjeras, principalmente de Europa, sobre los acontecimientos políticos y bélicos de las guerras napoleónicas; artículos de oficio o comunicados (de las autoridades) o artículos remitidos, así como noticias particulares de Mahón, con el movimiento portuario (salidas y entradas de barcos y buques), y otros Avisos, como cotizaciones de frutos y géneros. Como en otra prensa de la época de la guerra de la independencia, las noticias nacionales y extranjeras proceden de gacetas y periódicos de otras ciudades. El Telégrafo menorquín desapareció en mayo de 1814, por lo que apenas tuvo un año de vida, y coincidiendo con los prolegómenos del nuevo periodo reaccionario. Bover (1862), Criado y Domínguez (1892) y Luis del Arco (1914) señalan que cesó el día 29, mientras que Gil Novales (2009), el día 19, y Javier del Burgo (1978), el uno de mayo. La colección de este título en la Biblioteca Nacional de España lo integran sólo sus números 48 y 49, de 8 y 9 de abril de 1813, respectivamente, cuando aún era diario, y llevan la foliación continuada. Además de la bibliografía citada, véase La prensa periódica en Menorca, de Luis Alemany Vich (1974 y 1975). --- Falta digitalizar los números 46 y 47