« Volver

La Rebeldía (Barcelona)

Periódicos
Periódico efímero de la Unión Republicana, partido que había sido fundado en 1903 por el histórico Nicolás Salmerón, presidente de la I República Española, y por Alejandro Lerroux. A la altura de 1907 el partido estaba ya en trance de desaparecer al haberlo abandonado Salmerón para fundar Solidaritat Catalana, agrupación de diversas formaciones catalanistas y republicanas que obtuvo un gran triunfo en las elecciones de abril de ese año. El único número que posee la BNE de este periódico es del mes anterior a esas elecciones, cuando la Unión Republicana estaba ya dividida y La Rebeldía reflejaba el españolismo de Lerroux y su frontal oposición a los partidos regionalistas y autonomistas catalanes. El periódico estaba editado en Barcelona y redactado en castellano. En este número especial de marzo de 1907, víspera de las elecciones, podemos comprobar en casi todas sus páginas los virulentos ataques tanto a los catalanistas como al propio Salmerón y la defensa de Lerroux y sus posiciones. Como ejemplo de lo caldeado del ambiente puede leerse en la última página el artículo titulado: ‘Preparad la estaca’, con el antetítulo: ‘Consejos electorales’, una invitación a sus seguidores a ir armados al acto de designación de interventores por si los adversarios catalanistas quisieran impedir su presencia en las mesas electorales. Y el rotundo mensaje de que: ‘Al frente del pueblo estará Alejandro Lerroux, el caudillo que jamás ha faltado en los momentos de peligro’. El semanario La Rebeldía había nacido en septiembre de 1906 como órgano anticlerical y revolucionario de los jóvenes republicanos afines a Lerroux, el llamado ‘emperador del Paralelo’ por la demagogia populista con que arengaba a los jóvenes radicales de Barcelona. Al grupo de jóvenes fundadores Lerroux dedicará su célebre artículo ‘¡Rebeldes, rebeldes!’ en el primer número del periódico. Será este artículo el que consagrará al periódico como paradigma del extremismo y el que seguirá gravitando sobre el propio Lerroux durante toda su vida política pese a su progresiva moderación y acercamiento a posiciones de centro derecha. Lerroux acabará siendo en la década de 1930 presidente del Gobierno de la II República. En este famoso artículo publicado en La Rebeldía podemos leer frases como éstas citadas en numerosas ocasiones por los historiadores: ‘Jóvenes bárbaros de hoy, entrad a saco en la civilización decadente y miserable de este país sin ventura, destruid sus templos, acabad con sus dioses, alzad el velo de las novicias y elevadlas a la categoría de madres para virilizar la especie, penetrad en los registros de la propiedad y haced hogueras con sus papeles para que el fuego purifique la infame organización social, entrad en los hogares humildes y levantad legiones de proletarios para que el mundo tiemble ante sus jueces despiertos’. Con esta llamada a la acción no es raro que pronto se produjeran incidentes violentos. A partir de octubre de 1906 jóvenes vinculados al periódico comenzaron a interrumpir los mítines de Solidaritat Catalana con vivas a España y a Lerroux y a provocar alborotos que degeneraron en enero en enfrentamientos a tiros con los adversarios. Al año de su nacimiento, La Rebeldía, que contaba con una sección fija furibundamente anticlerical llamada ‘Curas en salsa’, había acumulado ya 27 denuncias del fiscal por diferentes motivos. Tras el triunfo de Solidaritat Catalana en las elecciones y la división definitiva de la Unión Republicana, Lerroux fundará el Partido Republicano Radical, al que pasarán los jóvenes republicanos afines a sus ideas como los del periódico La Rebeldía, que acabará desapareciendo tras los sucesos de la llamada Semana Trágica de Barcelona de 1909 y la represión gubernamental subsiguiente. Para más información sobre este periódico y los jóvenes lerrouxistas de Barcelona puede consultarse en línea el artículo de Joan B. Culla y Clará en la revista Ayer, n.59 (3) 2005 [Descripción publicada el 17/08/2022]