« Itzuli

KChT (Madrid)

K Ch T || Kachete || Cachete
Toros || Revistas satíricas y humorísticas
Título que se corresponde al sonido de la palabra cachete al que se le han eliminado todas las vocales (metaplasmo) –indicado también como K Ch T o K.Ch. T-, que adopta el semanario fundado y dirigido por el escritor y popular revistero taurino Isidro Amorós-Manso Guerra (1882-1955), con el subtítulo “crónica cornuda, satírica, dominguera y reconstituyente”, que aparece el 14 de septiembre de 1924, después de que en abril de 1922 abandonara la dirección del también semanario madrileño de carácter taurino-humorístico The times (1917-1925) por desavenencias con su socio y copropietario, el fotógrafo Juan Pacheco ‘Vandel’. Amorós dirigirá ahora este periódico bajo su principal seudónimo -Don Justo-, bajo el que le añade la leyenda “imparcialidad guasarapa”, junto a la que expresa “toros, bueyes, monas, toreros, máscaras”. A los cuatro días de su aparición, el diario ABC le saluda como “bien escrito, cuidado y correctamente escrito”, y en entregas de ocho páginas (las centrales casi siempre a doble plana), tiene una estructura, tanto formal como de contenidos, similar al del citado The times. Tanto su primera como última páginas la ocupan fotografías, composiciones fotográficas y dibujos de toreros y lances de festejos taurinos. Sus textos, algunos escritos en verso, son breves artículos, comentarios, notas sueltas, semblanzas, críticas, chascarrillos acerca de los matadores y del mundo de la tauromaquia, escritos, generalmente, en un estilo desenvuelto y a veces ácido, ilustrados con más fotografías, dibujos, caricaturas y composiciones fotográficas que le dan un tono satírico propio. Entre sus secciones está precisamente una bajo el epígrafe “Kachetazos” y sus colaboradores se denominan asimismo “kacheteros”. Su redactor jefe será “Iván Trois” y el socio de Amorós en esta aventura periodística y copropietario de la empresa editora, Juan Cabezali. De esta publicación se ha dicho que era más belmontista que el propio Juan Belmonte (1892-1962) a la vez que furibunda anti “lalandista marcialera” o “antimarciana”, en referencia al diestro Marcial Lalanda del Pino (1903-1990) y también crítica a su primo Pablo Lalanda Gutiérrez (1902-1936), fusilado este en Toledo al estallar la guerra civil, mientras que Marcial integraría posteriormente el grupo de “toreros falangistas” del régimen franquista. Visada por la censura de la dictadura primoriverista, a través de esta publicación, Don Justo llevaría también a cabo sus campañas a favor del Montepío de Toreros. El último número de este periódico en la colección de la Biblioteca Nacional de España corresponde al ocho de abril de 1928, al comienzo de la campaña taurina de ese año, desconociéndose cuánto tiempo pudo estar más publicándose.