« Retour

Álbum salón (Barcelona)

Literatura || Arte || Música
Se anunció como la “primera ilustración española en colores”, siendo una de las revistas más interesantes tanto por sus numerosas y hermosas reproducciones pictóricas en cuatricomía, como por el nutrido número de destacados colaboradores, entre escritores y dibujantes. Es una publicación del barcelonés Centro Editorial Artístico de Miguel Seguí (1858-1923), el grabador, impresor y editor cuyas reproducciones de los dibujos de Fortuny y la serie Los caprichos de Goya le habían dado gran fama en su juventud, y que fue su fundador, propietario y director. Se trata de una revista de gran lujo y gran formato, que introdujo en sus páginas estampas y decoraciones modernistas de art nouveau. Tanto fueron famosas sus magníficas cromolitografías, que se indicaba que era leída “por la mayor parte de las familias aristocráticas y de la nobleza, incluida la Familia Real, las de los presidentes de casi todas las repúblicas hispano-americanas y en general por todas las personas de posición en España y América”, apareciendo bajo su cabecera el subtítulo de “revista ibero-americana de literatura y arte”. Aparece su primera entrega el 21 de noviembre de 1897 y su periodicidad fue diversa –quincenal, decenal y semanal- teniendo cambios en el número de páginas, aunque, en general, fueron 16 por número, repartidas al cincuenta por ciento entre texto e ilustraciones a color y en blanco y negro, algunas a toda plana o a doble página. Con cubierta a todo color, sus láminas litografiadas son consideradas de una belleza extraordinaria, correspondiendo a obras pictóricas de prestigiosos artistas de la época, entre los que se encuentran Mariano Benlliure, Ricardo Madrazo, Santiago Rusiñol, Joaquín Sorolla, Joaquín Agrasot, José Arija, Cecilio Pla, Fernando Alberti, Ángel Lizcano, Félix Mestres, Marcelino de Unceta, Enrique Estevan, Francisco Miralles, Enrique Serra, José Cusachs, Sans Castaño, Pellicer Montseny o Pinazo, entre otros muchos. Generalmente, cada número contiene cuatro de estas láminas, pero también en sus páginas de texto reproduce objetos artísticos y escultóricos e inserta dibujos, caricaturas y viñetas al pincel, al carbón o a la pluma, de Josep Simont Guillen o José Cuchy. También ofreció una litografía suelta dedicada a la moda, y estampó partituras musicales. Asimismo, publica retratos fotográficos de personajes de los estudios de Valentín Gómez, Franzen, Xatart y Esplugas, y de otros fotógrafos de provincias, como Valentín Gómez, así como reportajes fotográficos de la Exposición de Bellas Artes e Industrias Artísticas de Barcelona, de acorazados españoles antes del desastre colonial cubano, de la boda de Alfonso XIII (tanto en blanco y negro como en color), del concurso hípico y batalla de flores de Barcelona, y otras instantáneas de edificios monumentales, vistas y panorámicas. Tuvo como redactores a Vicente Suárez Casañ y Salvador Carrera, siendo éste también su redactor-jefe, y entre sus prestigiosos colaboradores literarios, tanto españoles como americanos, contó con Emilia Pardo Bazán, Benito Pérez Galdós, Leopoldo Alas (Clarín), Rafael Altamira, Federico Balart, Vicente Blasco Ibáñez, Ramón de Campoamor, José Echegaray, Carlos Frontaura, Mariano de Cavia, Teodoro Llorente, Sinesio Delgado, Luis Bonafoux, Eusebio Blasco, Vital Aza, Víctor Balaguer, Juan Valera, Jacinto Octavio Picón, Gaspar Núñez de Arce, José Ramón Mélida, Melchor de Palau, F. Miquel y Badía, José Villegas (Zeda), Isidoro Fernández Flórez (Fernanflor) o José Gutiérrez Abascal (Kasabal), todos ellos nombres de un cuadro de colaboradores literarios, que junto a los pintores, dibujantes y músicos aparecen bajo la cabecera de cada entrega. Los temas y asuntos que trata son muy variados, y lo serán de arte, pintura, música, teatro, deportes o tauromaquia; inserta revistas de salones; artículos literarios, científicos y festivos, de modas, biográficos y de personajes sociales; crónicas y reportajes de actualidad y breves cuentos y poesías. Tiene secciones fijas, como la de viñetas humorísticas de Joaquín Xaudaró o Miguel Navarrete; las páginas literarias de Salvador Carrera y Luis del Val; las Crónicas ligeras de Pablo Segovia, o la sección Mosaico, de contenidos misceláneos. Sus dos últimas páginas estaban dedicadas a las inserciones de anuncios comerciales. Señala Sánchez Vigil (2008), que los fotograbados de Álbum salón salieron del taller de Josep Thomas Bigas (c. 1850-1910), uno de los fotograbadores que introdujeron en España los procedimientos fotomecánicos de reproducción y que elaboró otros en color para las revistas barcelonesas La ilustració catalana (1880-1917) y La ilustración artística (1882-1917). La colección de este título está formada por volúmenes anuales magníficamente encuadernados, con decoraciones modernistas firmadas por Roca. Cada año pública un índice de materias. Estuvo publicándose hasta 1907.