« Volver

Heraldo de Guijuelo (Salamanca)

Periódicos
Poco es lo que se puede decir de este periódico local de la población salmantina de Guijuelo, dado que poco es el rastro que ha dejado. La Biblioteca Nacional de España posee solo el primer número, publicado el 13 de mayo de 1911. Se desconoce cuándo dejó de editarse, aunque es previsible que no tuviera mucho recorrido. Según reza su subtítulo se trata de un periódico semanal de intereses locales y regionales que era ajeno a la política. Así lo declara en su artículo de presentación: ‘¿Política? Ninguna; nosotros no pertenecemos a ningún partido político. A los redactores de este periódico solamente les une en estrechos lazos la común aspiración de trabajar por la prosperidad y la cultura de esta tierra. Esa aspiración es la única política que nosotros tenemos; a que se realice pueden contribuir los hombres todos, sea cual fuere su credo político’. Sabemos algo más de este periódico local porque, días antes de que saliera, el diario de Salamanca, El Adelanto, publicó una noticia informando de que los promotores eran jóvenes de Guijuelo que querían fomentar la cultura en la población. Decía que la redacción era apolítica y que no admitiría ninguna colaboración que no tratara de Derecho, Ciencias, Literatura, Pedagogía, Historia y otras materias ajenas a la lucha partidista. El redactor jefe del Heraldo de Guijuelo, Antonio Capellán, era corresponsal de El Adelanto, y el administrador, Fernando Sánchez, poseía una librería en la plaza mayor de Guijuelo. El periódico, de cuatro páginas, contaba con un gran número de anuncios de establecimientos industriales y comerciales de Guijuelo y la comarca, lo que haría posible su financiación durante el tiempo en que se editó. En 1911 Guijuelo contaba con cerca de 2.000 habitantes. La localidad había ido ganando población e importancia desde que a finales del siglo XIX se creara una estación de ferrocarril en la Ruta de la Plata. El contenido de esta publicación está circunscrito a artículos de fondo y noticias locales. Son estas últimas las que le dan un color especial. Muchas de ellas son un reflejo de las costumbres de la época y del progreso en general. Por ejemplo, esta noticia de la llegada del cine a Guijuelo: ‘El día 9 salió para Salamanca el dueño del cinematógrafo que se ha exhibido en el Teatro Galán, don Matías Sánchez. Todos los días de su estancia en esta villa ha sido el espectáculo de predilección del público, viéndose todas las sesiones concurridísimas, por las bonitas y cómicas cintas que nos ha presentado’. [Descripción publicada el 16/8/2022]