« Volver

Semanario de instruczión pública (Madrid)

Semanario de instrucción pública
Educador (Madrid)
Educación
Se trata de uno de los primeros ejemplos de prensa pedagógica de la España liberal dirigido a los profesores de instrucción primaria y secundaria. Uno de sus rasgos más sobresalientes es que está redactado con unas chocantes reglas de ortografía que no son las actuales, como se puede ver enseguida en el mismo título de la publicación con el uso de la z tras la c de Instruczión. De hecho, en varios números se podrá ver el nombre de Cicerón escrito con la letra zeta, es decir, Zizerón. Este periódico editado en Madrid, que como su mismo título especifica era de periodicidad semanal, es continuación de otro llamado El Educador que comenzó a editarse en 1842, de ahí que en su primer número no aparezca una información introductoria explicando su propósito, lo que era entonces usual en toda nueva publicación. Por el contrario, el primer número del Semanario se abre sin más preámbulos con una noticia titulada ‘Abusos’ en la que se denuncia la destitución de un maestro de primaria en un pueblo de Navarra. Con ocho páginas por número, la información de este periódico es básicamente profesional y corporativa, con noticias sobre métodos educativos y asuntos de interés para los profesores, como las plazas vacantes en toda España. Hay también una sección de bibliografía y otra de Variedades (Bariedades con B en la peculiar ortografía del periódico) que sirve de cajón de sastre para todo tipo de información relacionada con el mundo de la enseñanza. En el número 3 del periódico se puede leer cómo la introducción de una nueva ortografía era una iniciativa de la llamada Academia Literaria y Zientifica de Profesores de Instruczion Primaria de Madrid. El objetivo era que los niños consiguieran una pronunciación y locución correcta. El Semanario, que era el periódico que seguía las recomendaciones de dicha Academia, recoge una sesión de la misma con intervención de sus miembros que explican las características de las nuevas reglas ortográficas. Esta información ocupa casi todas las páginas del número. La Biblioteca Nacional de España solo posee los números de este periódico correspondientes al año de 1842. Al parecer se prolongó durante algún año más pero su empeño en una nueva ortografía no tuvo seguidores y no acabó cuajando. [Descripción publicada el 16/8/2022]